Parto Prematuro

En categoría: For patients

El parto que comienza antes de la semana 37 se llama “pretérmino” o “prematuro”. Tener síntomas de parto prematuro no quiere decir que darás a luz a un bebé prematuro.

Alrededor de una cuarta parte de todos los nacimientos prematuros son planeados. Por ejemplo, el equipo médico puede decidir inducir el parto o practicar una cesárea antes de la fecha prevista para el parto debido a una complicación médica grave, como una preeclampsia intensa, o porque el bebé ha dejado de crecer.

¿Cuáles son los signos y síntomas de un parto prematuro?

Debes ver de inmediato al médico si tienes:

  • Sangrado y cólicos en el vientre.
  • Contracciones con lumbago o presión en la ingle o los muslos.
  • Líquido que se filtra desde su vagina en gotas o en chorro.
  • Sangrado vaginal rojo brillante.
  • Una secreción espesa y mucosa con sangre.
  • Usted rompe fuente (membranas estructuradas).
  • Más de cinco contracciones por hora o contracciones que son regulares y dolorosas.
  • Contracciones que se vuelven más prolongadas, más fuertes y más próximas
  • Cólicos en el vientre.

¿Qué causa un parto prematuro?

Los problemas o resultados de exámenes que se presentan durante el embarazo y que pueden llevar a un parto prematuro abarcan:

  • Gemelos
  • Infección en la madre o en las membranas alrededor del bebé
  • Ciertos defectos de nacimiento
  • Hipertensión arterial en la madre
  • Cuando la bolsa de agua se rompe de forma temprana
  • Demasiado líquido amniótico
  • Sangrado en el primer trimestre

Los problemas de salud de la madre o las opciones de estilo de vida que pueden conducir a un parto prematuro abarcan:

  • El hábito de fumar
  • Consumo de drogas ilícitas, a menudo cocaína y anfetaminas
  • Estrés físico o psicológico grave
  • Aumento de peso deficiente durante el embarazo
  • Obesidad

Problemas con la placenta, el útero, el cuello uterino que pueden llevar a un parto prematuro:

  • Cuando el cuello uterino no permanece cerrado por su cuenta (insuficiencia cervicouterina).
  • Cuando la forma del útero no es normal.
  • Mal funcionamiento de la placenta, desprendimiento prematuro de placenta y placenta previa.

En nuestra sección de consejos te diremos como reducir el riesgo de partos prematuros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *